lunes, 19 de septiembre de 2011

La soberanía que debemos rescatar los pueblos, por segunda vez...

La soberanía que debemos rescatar los pueblos, por segunda vez...

Patricia Barba Ávila
 
Entre las últimas declaraciones revestidas de suprema hipocresía que nos han regalado los testaferros de la plutocracia, resaltan las de la Sra. Lagarde, Directora-Gerente del Fondo Más Infame (también conocido como Fondo Monetario Internacional) que, junto con las del Presidente de la Oficina de la OCDE (Oficina para la Corrupción, Delincuencia y Estulticia, también conocida como Oficina para la Cooperación y el Desarrollo --entre mafiosos--), sobre todo por su "preocupación" y "denuncia" de uno de los tantos crímenes perpetrados por el Cartel más peligroso: el de Los Pinos y los que lo patrocinan: el abandono de millones de jóvenes llamados, despectivamente, los "ninis".
 
Porque, como lo hemos podido constatar, otra de las estrategias adoptadas por el cartel financiero internacional y, con mucho, el más peligroso, ha sido adoptar los dichos, conceptos y discurso de líderes y movimientos libertarios para igualarse en el campo moral y cívico a todos los actores que son respetados justamente por oponerse a la codicia e iniquidad de dicho cartel. Por ello no es extraño escuchar a voceros de entidades que como la OTAN, la ONU, la OEA, el BM, junto con el FMI y la OCDE, no sólo forman una mortal sopa de letras, sino que han encubierto y participado en la depauperación de economías nacionales y, por ende, el desamparo de sectores sociales como la niñez y la juventud por las que hipócritamente se rasgan las vestiduras con la intención de seguir aplicando sus "recetas" para el desarrollo (léase: latrocinio legalizado) del sinnúmero de naciones invadidas y explotadas, ante cuyos pueblos pretenden aparecer como blancas palomas cuando son, en realidad, buitres insaciables.

Y así, por obra y gracia de los medios "abiertos y plurales", personajes como la Sra. Lagarde, son publicitados y sus discursos difundidos ampliamente y, sobre todo, sin que medie ninguna observación o análisis crítico e imprescindible por parte de locutores, cronistas, comentaristas que piensan que lo "políticamente correcto" --aunque no lo éticamente obligado-- es informar de todo y todos indiscriminada y atropelladamente, para aumentar "rating", quedar bien con sus patrones y, alegan ellos, para ser "justos" con los injustos e injustos con los ajusticiados por los desgobiernos.
Como lo dice con todo tino Rubén Luengas, parafraseando al inolvidable Ryszard Kapuschinski, no se puede ser un buen periodista si no se es una buena persona y qué cierto es. Cuando no existe la convicción de que la comunicación es un derecho imprescindible para el sano crecimiento de individuos y sociedades, la labor de informar se torna en herramienta de deformación letal, mediante la cual se legitima la función de engañar, distorsionar y manipular para beneficio de los dueños de la mediocracia al servicio de la plutocracia (ploutos=riqueza, cratos=poder).

Huelga decir que en el presente entorno pletórico de soberanías alguna vez conquistadas a sangre y fuego y enajenadas al poder corruptor del dinero, en cuyas aras se ha arrebatado a los pueblos el inalienable derecho de comunicarse y así, establecer y mantener vínculos fundamentales para el ejercicio ciudadano de ocuparse de la res pública, la formación de una red de medios independientes y caracterizados por la ética periodística, es un requisito sine qua non para la consecución de la auténtica democracia: el poder popular que requiere indiscutiblemente de la reconquista de la preciada Independencia.
 
¿Seremos capaces de emular la grandeza de los que entregaron su vida para darnos patria y conquistar el derecho de llamarnos ciudadan@s soberan@s y así, con toda la autoridad moral, celebrarnos como independientes? La respuesta depende de nosotr@s.
--
Los principios lo son todo, los hombres no. Benito Juárez

Patricia Barba Avila
Titular del programa Desde la raíz transmitido por Radio La Nueva República los lunes de 22 a 24 hrs y los miercoles de 21 a 22 hrs (hora del Centro)
Miembro del Tribunal Internacional de Conciencia (TIC) - Foro Social Mundial (FSM)
Los principios lo son todo, los hombres no. Benito Juárez

Patricia Barba Avila
Titular del programa Desde la raíz transmitido por Radio La Nueva República los lunes de 22 a 24 hrs y los miercoles de 21 a 22 hrs (hora del Centro)
Miembro del Tribunal Internacional de Conciencia (TIC) - Foro Social Mundial (FSM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario