jueves, 24 de octubre de 2013

En riesgo de desaparecer, 64 variantes lingüísticas en México

El país falló en la integración de los pueblos étnicos: Ciesas
En riesgo de desaparecer, 64 variantes lingüísticas en México
Indígenas temen a la exclusión social por usarlas, advierte el Inali
Eirinet Gómez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 24 de octubre de 2013, p. 42
Xalapa, Ver., 23 de octubre.
De las 364 variantes lingüísticas que existen en el país, 64 están catalogadas en muy alto riesgo de desaparecer, ya que tienen menos de 100 hablantes, según dio a conocer el titular del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali), Javier López Sánchez.
Destacó que entre las lenguas en riesgo de desaparecer se encuentran algunas variantes del náhuatl en Veracruz, a pesar de que existen un millón 500 mil hablantes en todo el país.
Al ofrecer la conferencia magistral Las lenguas indígenas, una política transversal, en el Colegio de Veracruz, el funcionario mencionó que otro caso es el de la lengua ayapaneco, en Tabasco, de la que sólo se conocían dos hablantes, de 80 años.
Comentó que tras una investigación del Inali en la zona de Tabasco, se encontraron nueve hablantes más y cuatro personas que entendían la lengua, pero que lo ocultaban por miedo a ser discriminados por ser hablantes de las lenguas originarias.
Además de estos dos casos, López Sánchez enumeró otras variantes de las lenguas mayas en riesgo de desaparecer, y añadió que, específicamente en Veracruz, no hay lenguas en peligro, pero sí en riesgo mediano de desaparecer.
Resaltó que entre los factores de extinción de una lengua indígena prevalece la discriminación, la exclusión social y el miedo de los habitantes de pueblos originarios a ser víctimas de represalias si se sabe que son parte de etnias.
Crece desinterés entre niños y jóvenes
Al respecto, Andrés Hasler Hangert, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Golfo, y profesor de la Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana, expuso que cada año se reduce más el número de niños o jóvenes indígenas que guardan lealtad a la lengua de su pueblo originario por miedo a la exclusión y la discriminación.
Explicó que el desinterés de niños y jóvenes indígenas por hablar la lengua de sus pueblos es reflejo de que México extravió el camino en la integración de los pueblos étnicos durante el proceso de conformación, desarrollo y crecimiento del país.
El especialista planteó que la integración de las comunidades indígenas no es un reto exclusivo de los estados o el gobierno, sino de la sociedad mexicana en su conjunto. Es un proceso de las sociedades indígenas que quieren, necesitan y tienen derecho a ello, pero no pueden estar marginadas.
El titular del Inali dijo que para revertir esta situación, el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno federal contempla impulsar una política pública eficiente, que revitalice las lenguas en riesgo.
Estamos poniendo especial atención en aquellas lenguas que están moribundas, en terapia intensiva y que hay que revivirlas; hay que hacer trabajo de campo, pero, sobre todo, hay que trabajar con los pueblos originarios, para no imponerles nada, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario